Bello Abril

Nos pasan tantas cosas en la vida, que si aparece el sol hay que dejarlo pasar... Abril, otra vez, para que no tengamos soledad. Y las violetas que coronan tu tristeza y las guirnaldas de tu inmensa soledad sos tan hermosa que jamás vas a dejar de brillar así aquí o allá... Sos parecida a los planetas que se mueven por ahí que no podés parar ya nunca de girar... Para que no tengamos soledad... para que no tengamos nunca más soledad... Fito Paez.

Mi foto
Nombre: Abril Lech
Ubicación: Buenos Aires, Argentina
www.flickr.com
Abril7's photos tagged with princesa More of Abril7's photos tagged with princesa

martes, julio 23, 2013

¿Se acuerdan de Flipper?

 

 ¿Se acuerdan de Flipper, el delfín de la serie televisiva? Varias generaciones crecieron disfrutando de las simpáticas aventuras de un delfín libre que elegía vivir con un padre y sus dos hijos que se veían sumergidos en toda serie de enredos.


Pero en realidad Flipper nunca existió.Y es más: fueron varias hembras de delfín. Para interpretar el papel se necesitaron cinco hembras de delfín ya que los machos suelen tener marcas de dientes sobre el lomo, producto de las peleas para conseguir hembras. Los productores entendían que necesitaban delfines con cuerpos impecables.

Los delfines nunca trabajaron en libertad, la serie se rodaba en el interior de un perímetro enrejado cerca de las Bahamas. El entrenamiento era bastante cruel, se lograba en base al hambre. Richard O´Barry, el entrenador de los delfines, escribió textualmente: "Después de dos días sin comer no hay nada que un delfín no haga por un trozo de pescado".

Incluso la voz de Flipper era falsa. El sonido que se escuchaba cuando el animal sacaba la cabeza del agua y sacudía el cuerpo, fue generado por Mel Blanc que fue quien también hizo las voces de Buggs Bunny y el Pájaro Loco.

 

En la década del ´60, cuando la serie era un éxito, un delfín no entrenado tenía un costo de 400 dólares y todos querían tener uno. Todo aquel que cinstruía una pileta importante quería un pequeño Flipper en ella. Así fue como el Sea Aquarium de Miami, dueño de la misma empresa que producía la serie, se convirtió en el principal exportador de hembras de delfín.

La serie causó tanto daño como beneficio para los delfines. El público, enamorado de Flipper, comenzó a pedir leyes más rígidas que defendieran a los mamíferos marinos y comenzaron así las primeras prohibiciones de captura. 

A principios de los 70´s el precio de un delfín salvaje ascendió hasta 220.000 dólares. En los 80´s, al descubrir que se mataba a los delfines al capturar atún, una campaña se extendió por los Estados Unidos y su consigna rezaba "¿Mataría Ud. a Flipper por comer un sándwich de atún?" y la gente, masivamente, dejó de comprar atún.

Los delfines gozan hoy del cariño del público que los protege y cada vez son más los que se niegan a verlos en cautiverio. Pero Susie, Kathy, Liberty, Patty y Sharky, las protagonistas de Flipper murieron en cautiverio, olvidadas en un circo de cuarta categoría cuando la serie dejó de rodarse.

Ric O´Barry, el entrenador, fue detenido en 1970 en la Isla de Bimini al intentar liberar a un delfín en cautiverio. Desde entonces dirige "Proyecto Delfín" una asociación que tiene como objetivo lograr la liberación de delfines en cautiverio en todo el mundo. 

Richard O' Barry fue el director del documental "The cove". Allí él muestra cómo es la matanza y la captura de estos mamíferos para, luego, trasladarlos a los acuarios que los utilizan y los maltratan dentro de una pileta. Durante toda la entrevista, el ex-entrenador se mostró arrepentido por su pasado y por eso se mostró muy crítico con este tipo de espectáculo.

Etiquetas: , ,

Related Posts with Thumbnails