Bello Abril

Nos pasan tantas cosas en la vida, que si aparece el sol hay que dejarlo pasar... Abril, otra vez, para que no tengamos soledad. Y las violetas que coronan tu tristeza y las guirnaldas de tu inmensa soledad sos tan hermosa que jamás vas a dejar de brillar así aquí o allá... Sos parecida a los planetas que se mueven por ahí que no podés parar ya nunca de girar... Para que no tengamos soledad... para que no tengamos nunca más soledad... Fito Paez.

Mi foto
Nombre: Abril Lech
Ubicación: Buenos Aires, Argentina
www.flickr.com
Abril7's photos tagged with princesa More of Abril7's photos tagged with princesa

viernes, mayo 31, 2013

Cómo dejé de fumar





En el Día Mundial sin tabaco les comparto mi experiencia personal en el tema, ya que información científica sobrará en todos los medios de comunicación.


Dejé de fumar el día anterior a la Nochebuena del 2003. Fue un regalo de Navidad para mis hijos, para mi, y (no lo sabía yo en ese momento con la fuerza que lo comprendo hoy) para todos los que se cruzarían en mi camino en adelante.

Confieso que no fue nada fácil. Fumaba desde la época de la facultad y mi consumo promedio era de una caja diaria, a veces más si me quedaba trabajando en la noche o asistía a alguna reunión social. Logré dejar en los embarazos de mis tres hijos y mientras les di de mamar, pero indefectiblemente volvía al vicio.

Muchos me preguntan por qué después del nacimiento de mis chicos volvía a agarrar el cigarrillo cuando llevaba tantos meses sin él. Mi respuesta será entendida por muchas mujeres: porque me gustaba y... para bajar de peso. Así es. Mal que nos pese la realidad es que fumar quema calorías, corta el apetito y funciona como ansiolítico.

Cuando de adicciones se habla creo que es importante ser conscientes dentro de un marco de honestidad de los beneficios "secundarios" que los adictos a cualquier sustancia, persona o cosa, encuentran en ella, a pesar de saber y conocer el daño que causa..
 
Y ciertamente fumar un paquete de puchos consume unas 250 cal., al tiempo que aumenta el metabolismo básico (consumo energético del cuerpo en reposo). Como aumenta el azúcar en sangre, la nicotina reduce el hambre. Sumado a la disminución progresiva del gusto y del olfato, nos tentamos menos de comer cosas que engordan. Por último fumar calma, desestresa porque aumenta la tasa de serótina (causante del bienestar) en el organismo. Sin mencionar el mismo gesto de succión que repite la forma en que nos tranquilizábamos cuando mamá nos prendía a la teta.

Lo curioso de la adicción a la nicotina es que, una vez que uno ha dejado el cigarrillo, al momento de retomarlo vuelve al consumo que tenía cuando lo dejó. Significa que no puedo "retomar" mi consumo, como algunos fumadores creen, "en forma controlada". No existe una "forma de control" para las adicciones, justamente son ellas las que nos controlan, gobiernan y deciden por nosotros.
 
En la adicción al tabaco funcionan dos mecanismos muy potentes. Uno es la adicción física, que dicen se supera después de unos siete-10 días sin nicotina; pero a mi me llevó casi un mes entero. Me ayudaron mucho mis hijos, el que era mi marido en esa época que me llevaba a caminar, me distraía y se bancó mis humores variados, así como tomar mucha agua, comer fruta, verdura, minimizar la carne de vaca, evitar todos los alimentos asociados al cigarrillo: cafe, te, etc.

El otro mecanismos potente es el comportamiento aprendido. Es muy complejo dejar hábitos que repetimos cantidad de veces al día durante muchos años. Entonces uno tiene que darse tiempo y evitar lo que yo llamaba "conductas asociadas". Por ejemplo me alejé de la PC durante dos meses porque asociaba ambas cosas: estar frente al monitor con fumar. Lo mismo me pasó con tomar café después de comer, etc. 
 
Pero si nos enfocamos en entender que cada cigarrillos se lleva 11 minutos de nuestra vida, por cómo nos contamina los pulmones, y porque el acto de fumar con su rito consecuente, nos roba tiempo. Sin contar la desesperación con la que uno sale a cualquier hora por puchos, el tiempo extra en el free shop eligiendo los cartones, todo lo que el hábito como tal se lleva de nuestra posesión mas valiosa: el tiempo.

Entre las consecuencias físicas que mas me motivaban para dejar de fumar no estaban las que escucho habitualmente. Porque muchas enfermedades hasta que uno las tiene suenan lejanas y la adicción le gana a muchos razonamientos razonables.Sin embargo si me preocupaba el tema del envejecimiento temprano de la piel y de la inteligencia por adelgazamiento de la corteza orbitofrontal..
 
Imagino que cada uno tiene su talón de Aquiles. Es bueno ponerlo en una lista de motivos para dejar de fumar. A mi me sirvió ir preparándome con tiempo. Empecé participando de una lista de correo llamada NICANON para los que deseaban dejar de fumar. Allí cada uno contaba sus experiencias y acompañaba al resto. El link es ESTE. 

Otra cosa que hice fue estar en peso y hasta unos kilos menos. Porque ciertamente subí 10 kilos que llegaron a angustiarme mucho. Ahora bien, tal como me dijeron en aquel momento otros exfumadores, luego los volví a bajar. Tuve que esforzarme, recurrir a las famosas vianditas con calorías prefijadas, hacer una actividad física aeróbica (spinning), pero lo logré sin volver a tomar el hábito hasta hoy. Ni deseos tengo.

Luego me valí del método láser. Honestamente el método no me funiconó pero el dinero que pagué por él si. me sentía una idiota si volvía a fumar después de lo que me habían cobrado por hacerme un láser que no me quitó ni la desesperación por el pucho, ni nada de nada. 

En cambio me sirvió mucho mascar chicle, anotarme en un gimnasio (la actividad física te quita las ganas y produce endorfinas) y premiarme. Tenía calculado el dinero que ahorraba cada mes en no comprar puchos, asi que durante el primer año cada mes me hice un regalo por haberlo logrado.

Como dicen los de los 12 pasos de Anónimos me concentré mucho en ir por 24 horas cada vez. les cuento que leí muchos libros sobre el tema y le di importancia a la concientización para evitar recaidas, que causan frustración y dan la sensación de que es imposible. Pero se puede.

Lo curioso que a mí me sucedió, para lo cual no me había preparado, ni nadie me lo había advertido, fueron otras cosas... Por un lado aumentó de tal manera mi autoestima por haber logrado algo que me resultó tan dificil, que me sentí que podía lograr muchas otras cosas tan o más difíciles. Por el otro comprendí que, al haber quitado algo tan dañino exitosamente de mi camino, debía mirar qué otras cosas me hacían daño. Primero en el cuerpo, luego en la psicología, finalmente en el alma. 

La toma de conciencia es algo que vino detrás del cigarrillo ausente. No podía ya tapar con humo lo que estaba expuesto nitidamente en mi vida. De manera que todo lo que estaba dañandome como persona comenzó a caer... y dejé de tragarme con el humo todo aquello que no me animaba a enfrentar, para comenzar a tomar las decisiones que las situaciones imponían.

El cigarrillo funciona como verdadera cortina de humo. 
Tapa, distrae, prende la luz en el lado errado, 
cambia la perspectiva personal...

Por eso siempre que alguien me cuenta 
que desea dejar de fumar yo le pregunto: 

¿Estás dispuesto a enfrentar todo aquello que estas evitando? 

Cada uno sabe su respuesta



LINKS CON INFO PARA DEJAR DE FUMAR: AQUI
TESTIMONIOS Y MÉTODOS: AQUI 
RECURSOS GRATUITOS PARA DEJAR DE FUMAR AQUI
GRUPO NICANON EN YAHOOGROUPS AQUI

Etiquetas: , , , , , , , ,

Related Posts with Thumbnails

1 Comments:

Blogger Ligia said...

Pues mi enhorabuena, Abril. Yo nunca he sido fumadora, aunque tuve una época en que fumaba cuatro o cinco cigarrillos al día, pero cuando lo dejé no supuso ningún trauma para mí. Mi marido ha sido muchísimos años fumador, pero lo dejó hace casi dos años. Al salir de una enfermedad, decidió no volver a cogerlo y dedicarse a hacer ejercicio, así que le ha venido estupendo y ha bajado muchos kilos.
Abrazos

5:52 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home