Bello Abril

Nos pasan tantas cosas en la vida, que si aparece el sol hay que dejarlo pasar... Abril, otra vez, para que no tengamos soledad. Y las violetas que coronan tu tristeza y las guirnaldas de tu inmensa soledad sos tan hermosa que jamás vas a dejar de brillar así aquí o allá... Sos parecida a los planetas que se mueven por ahí que no podés parar ya nunca de girar... Para que no tengamos soledad... para que no tengamos nunca más soledad... Fito Paez.

Mi foto
Nombre: Abril Lech
Ubicación: Buenos Aires, Argentina
www.flickr.com
Abril7's photos tagged with princesa More of Abril7's photos tagged with princesa

lunes, abril 19, 2010

Sacramento Rojo

Comenzaba Febrero. Como testimonio de lo vivido en Enero una montaña de ropa usada descansaba indolente en el silloncito blanco de mi dormitorio. Señal inequívoca de días sin unificar -al menos en el sillón- y del desorden general de mi cuarto. Resignada decidí clasificar los tantos, unos al lavarropas, otros al placard. Hasta que encontré la prenda que no me pertenecía.

Un saquito rojo, de lana, muy simple, sin más adorno que un extraño aplique en el lado derecho. Al principio por más que hice memoria no recordé cómo había llegado hasta allí. Luego vi ese cabello blanco sobre el hombro izquierdo... entonces sentándome en la cama comencé a quitar con todo cariño cuatro cabellos más, que coloqué respetuosa en un cofrecito azul que tengo sobre mi mesa de luz.

El aplique era un bolsillo. Tejido a mano, de color similar. Un agregado extra con firma inconfundible: la de mi abuela. Era evidente que ella lo había tejido y luego agregado porque le gustaba tener a mano un sitio donde guardar su pañuelito y el rouge.
Entonces recordé. La noche de su partida, ya de madrugada mientras esperábamos que mi papá llegara al amanecer, Teresa me lo puso sobre los hombros cuando comenzaba a quedarme dormida en un sillón del living. Había refrescado y creo que lo tuve puesto esa mañana mientras hacíamos los trámites.

Lo miro ahora conmovida. Esta prenda tan simple se transforma y me acerca su recuerdo, su olor y hasta sus huellas. Me habla de su carácter, señala sus preferencias. En él anidan sus manos, su perfume, su tamaño y hasta sus mañas. Signo inequívoco de su presencia en el mundo. Testimonio visible de su paso por mi vida. Dudé sin saber qué hacer con él hasta que encuentré un sagrario adecuado.

Comenzaba Febrero. Yo, sin haberlo buscado siquiera, recibía como regalo y prueba de vida un nuevo sacramento.

***

Hoy, 19 de Abril, se cumplen tres meses desde la partida de mi nona. Parece que fue ayer...

Etiquetas: , , , , , ,

Related Posts with Thumbnails

4 Comments:

Blogger jose fá said...

Me gustó mucho. Leí cuando ella se fue y no te dije nada entonces, pero me conmovió la historia, te abracpe despacito por tu pérdida y felicité tu manera de escribirla...

Un abrazo, ahora, en una llovizna abrilera...

1:41 p.m.  
Blogger fgiucich said...

Un recuerdo inolvidable. Abrazos.

2:02 p.m.  
Blogger TORO SALVAJE said...

Un abrazo Abril.

3:01 p.m.  
Blogger César Sempere said...

Preciosa exposición de sentimientos. Me alegro de que te traigan buenos recuerdos.

Un abrazo,

6:09 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home