Bello Abril

Nos pasan tantas cosas en la vida, que si aparece el sol hay que dejarlo pasar... Abril, otra vez, para que no tengamos soledad. Y las violetas que coronan tu tristeza y las guirnaldas de tu inmensa soledad sos tan hermosa que jamás vas a dejar de brillar así aquí o allá... Sos parecida a los planetas que se mueven por ahí que no podés parar ya nunca de girar... Para que no tengamos soledad... para que no tengamos nunca más soledad... Fito Paez.

Mi foto
Nombre: Abril Lech
Ubicación: Buenos Aires, Argentina
www.flickr.com
Abril7's photos tagged with princesa More of Abril7's photos tagged with princesa

martes, octubre 20, 2009

El túnel del dolor


Tengo en mi mesa de luz una entrevista a Isabel Allende que releo cada tanto. En uno de sus párrafos, al hablar del dolor, específicamente de la pérdida de su hija Paula, Isabel recuerda que el médico le recetó antidepresivos pero que su mamá le dijo que no los tomara.

- "No te van a ayudar ni vacaciones, ni un spa, ni un psiquiatra. Es un dolor que tienes que vivir, un túnel oscuro que tienes que caminarlo sola. Caminarlo paso a paso. Y yo te juro que del otro lado hay luz."

Isabel agrega que la manera de caminar ese túnel solitario y oscuro fue escribir su libro "Paula". Y que del otro lado la estaba esperando Willi, su actual marido.

Sin duda que la pérdida de un hijo creo que es lo peor que existe. Pero todos atravesamos pérdidas muy dolorosas en algún momento de nuestras vidas. Y es el dolor la respuesta humana natural ante las ausencias. ¡Por eso me parecen tan sabias esas palabras... !

Atravesar el dolor. Paso a paso. Sin paliativos superfluos que impidan que los sentimientos fluyan. Sin esconderse en un sinfin de actividades fingiendo que no ha pasado nada. Sin minimizar o apurarse por suplantar. No hay seres fungibles.

El dolor se convierte de esa forma en un gran maestro. Nos cuenta que no hay seguridades en esta vida. En algún lado leí que el dolor quema mucha superficialidad. Agregaría que en proporción inversamente proporcional a la que suma el evitarlo. Lo realmente importante en nuestra vida ocupa su verdadero lugar. Y muchas cosas a las que destinábamos cantidad de tiempo y esfuerzo se revelan estériles.

Sentir para sanar. Expresar para soltar. Llorar hasta vaciarse. Con el tiempo habrá un redescubrirnos. Algo en nosotros habrá cambiado para siempre. Haciéndonos mas compasivos y humanos hacia los demás.

Etiquetas: , , ,

Related Posts with Thumbnails

15 Comments:

Blogger Unmasked (sin caretas) said...

Que horror, no me lo quiero imaginar.

Lei Paula, y lei su ultimo, la suma de los dias, bastante bueno.

(Te confieso que ella no me cae tan bien, vive por esta zona, y la he visto un par de veces, me cae antipatica)

pero es una mujer fuerte, eso seguro

abrazo

Petra

1:08 a.m.  
Blogger Susana Vera-Cruz said...

Mi querida Abril, es muy claro lo que comentas , como tambièn la manera tan sabia de asumir el dolor de mi querida compatriota Isabel.

Pienso, que sòlo a travès del dolor, podemos darnos cuenta de lo que de verdad vale y de nuestra pequeñèz como seres humanos. Nada lo tenemos comprado o asegurado.

Como a la vez travès de èl, aprendemos a crecer y a madurar... te lo digo por experiencia propia.

Es muy importante vivirlo y llorarlo todo, no guardarse nada, ni colocàndose màscaras, porque eso no te deja libre, no te hace volver a volar.

Todo sentimiento sea doloroso o no, hay que sentirlo muy intensamente y ya una vez en la calma,aprender de lo que nos dejò, pues sin duda siempre algo dejarà, como enseñanza, como nueva visiòn o como un nuevo renacer.
Una muy buena reflexiòn.

Un besito Abril y que tengas un buen dìa amiga

Agualuna-Sussy

1:34 a.m.  
Blogger Bruni, Carla, ¡¡of course!! said...

Siempre he pensado que lo peor que tu puede pasar en la vida es sobrevivir a un hijo.

Estoy con Allende en que el ser humano, aunque no lo parezca, es suficientemente fuerte para soportar ese dolor y lo mejor es abrazarlo y aprender a vivir con el, más que antidepresivos que te crearán dependencia el resto de tu vida cuando te caigas a malas penas, aunque espero no tener que comprobar jamás lo fuerte que puedo llegar a ser.

No quisiera pasar por eso, espero que esta entrada no tenga nada que ver contigo.

Leí ese libro hace mucho tiempo, debió ser una gran terapia, aunque tuviera que volver a revivir cada minuto.

"... no se alivia, con decírselo a la gente"

BESOS MAÑANEROS

3:35 a.m.  
Blogger ...flor deshilvanada said...

Lo viví y lo vivo todavía... es totalmente cierto, el dolor es el gran maestro que he tenido en mi vida, me hizo ver cosas que no veía y me hizo darme cuenta del valor que tiene cada cosa en mi vida, es como que me puso todo en una vidriera para que yo evalúe...

Precioso post Abril, me toca muy de cerca.

Un beso!!

9:45 a.m.  
Blogger SAFIRO said...

Hay momentos de la vida que debemos transitarlos solos, suelen ser caminos oscuros, difíciles y nadie puede hacerlo por nosotros.
Dolorosos...y peor es cuando lo transita un hijo, y uno no puede ayudarlo, ni iluminar ese camino, por que es sólo suyo.

No se vuelve a ser el mismo luego de atravezar un túnel, creo que lo superfluo se queda allí, en la oscuridad. La piel y la mirada son distinta al volver a la luz.

Un beso, Abrilita, que pases lindos momentos.

2:49 p.m.  
Blogger fgiucich said...

Un dolor muy duro y difícil de absorver. No lo quiero ni pensar. Abrazos.

4:55 p.m.  
Blogger DomConde said...

Exelente! muy hermosa entrada, mientras leia me imaginaba acostado leyendo ese libro! sintiendo esa sensacion de como seria todo si yo fuera ella...

6:17 p.m.  
Blogger Steki said...

No queda otro que transitarlo. Es así. Si lo pateamos para el costado, vuelve, indeclinablemente.
No he perdido hijos pero vaya si sé de pérdidas!
Beso para ti, linda Abril.

6:19 p.m.  
Blogger ElPoeta said...

Una gran lección, querida Abril. Te aseguro que hay mucha verdad en lo que dices. Un beso,
V.

6:41 p.m.  
Blogger SANDRA... said...

Creo que no debe haber dolor más grande que la muerte de un hijo. Y ojalá las desgracias nos hicieran más humanos. Extraordinario tu post.
Abril, en mi blog de premios, dejo un regalito para vos.
http://sandys08.blogspot.com/
Besitossssssssssssssss.

11:33 p.m.  
Blogger Cris said...

Qué preciosa entrada... Pero qué difícil...

Besos.

9:20 a.m.  
Blogger Alyxandria Faderland said...

Ni t ecuento cuento cuando te sacan la pastilla, pero hay cosas que mejor andar con red de proteccion debajo, porque un mal paso y te vas al car... sin tenes la red de contencion d euna familia o de quien sea.
No creo que sea valido para todo el mundo porque cada uno sabe solo lo que carga en su mochila y que apoyos cuenta, y a veces el unico es una pastilla.
.
En cuanto a las leyes de adopcion,si son un desastre y no digas por ejemplo que: la pareja no esta legalmente casada, hay jueces que se niegan (tal cual, no solo los de la pampa fueron famosas animaladas) a dar un niño si tu apellido digamos es Rubinstein o sea no sos catolico, y menos aun a una mujer soltera.
Ahora sin caer en mafias ni nada por el estilo, en Tucuman los juzgados son bastante mas agiles que por aqui, dado que hasta la iglesia (si, aunque no lo creas) apoya a las madres que saben no pueden mantener a sus hijos y los dan en adopcion, sin juzgarlas como desnaturalizadas ni mucho menos. La mitad de la Aduana de Buenos Aires, adopto en esta provincia legalmente y mucho mas rapido y hasta hay quienes fueron por uno y volvieron con dos (y hsta tres) Tambien en San Luis hay un programa similar me han comentado.

10:24 a.m.  
Anonymous Dolores said...

Uff quede mududa gracias por compartirlo, buscare el texto

10:32 a.m.  
Blogger Ricardo Baticón said...

Hola Abril!

ya puedes perdonar mi demora últimamente en pasarme por aquí, pero ya sabes... la falta de tiempo!

Interesantísimo lo que nos cuentas de la entrevista a Isabel Allende sobre el dolor ante la pérdida de un hijo. Creo que tiene que ser lo peor, la naturaleza no nos ha preparado para ello, algo que hemos parido... lo enterremos antes que a nosotros, no lo podemos aceptar. Y estoy de acuerdo con las declaraciones de Isabel... es un dolor que hay que pasar y no hay nada que lo remedie... el paso del tiempo, lo único.

Saludos!

4:33 p.m.  
Anonymous lully said...

Es el duelo que se debe vivir como lo dijo la madre de Isabel, pero qué mejor forma que haberse expresado en el libro "Paula". Las letras son un alivio, un suspiro, un desahogo fascinante.

Te abrazo apreciada Abril!

11:55 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home