Bello Abril

Nos pasan tantas cosas en la vida, que si aparece el sol hay que dejarlo pasar... Abril, otra vez, para que no tengamos soledad. Y las violetas que coronan tu tristeza y las guirnaldas de tu inmensa soledad sos tan hermosa que jamás vas a dejar de brillar así aquí o allá... Sos parecida a los planetas que se mueven por ahí que no podés parar ya nunca de girar... Para que no tengamos soledad... para que no tengamos nunca más soledad... Fito Paez.

Mi foto
Nombre: Abril Lech
Ubicación: Buenos Aires, Argentina
www.flickr.com
Abril7's photos tagged with princesa More of Abril7's photos tagged with princesa

miércoles, septiembre 06, 2006

Jaime Sabines


Los amorosos se ponen a cantar entre labios
una canción no aprendida,
y se van llorando, llorando,
la hermosa vida.


Los amorosos callan.
El amor es el silencio más fino,
el más tembloroso, el más insoportable.
Los amorosos buscan,
los amorosos son los que abandonan,
son los que cambian, los que olvidan.

Su corazón les dice que nunca han de encontrar,
no encuentran, buscan.
Los amorosos andan como locos
porque están solos, solos, solos,
entregándose, dándose a cada rato,
llorando porque no salvan al amor.

Les preocupa el amor. Los amorosos
viven al día, no pueden hacer más, no saben.
Siempre se están yendo,
siempre, hacia alguna parte.
Esperan,
no esperan nada, pero esperan.

Saben que nunca han de encontrar.
El amor es la prórroga perpetua,
siempre el paso siguiente, el otro, el otro.
Los amorosos son los insaciables,
los que siempre -¡que bueno!- han de estar solos.
Los amorosos son la hidra del cuento.

Tienen serpientes en lugar de brazos.
Las venas del cuello se les hinchan
también como serpientes para asfixiarlos.
Los amorosos no pueden dormir
porque si se duermen se los comen los gusanos.
En la oscuridad abren los ojos
y les cae en ellos el espanto.
Encuentran alacranes bajo la sábana
y su cama flota como sobre un lago.

Los amorosos son locos, sólo locos,
sin Dios y sin diablo.
Los amorosos salen de sus cuevas
temblorosos, hambrientos,
a cazar fantasmas.
Se ríen de las gentes que lo saben todo,
de las que aman a perpetuidad, verídicamente,
de las que creen en el amor
como una lámpara de inagotable aceite.

Los amorosos juegan a coger el agua,
a tatuar el humo, a no irse.
Juegan el largo, el triste juego del amor.
Nadie ha de resignarse.
Dicen que nadie ha de resignarse.
Los amorosos se avergüenzan de toda conformación.
Vacíos, pero vacíos de una a otra costilla,
la muerte les fermenta detrás de los ojos,
y ellos caminan, lloran hasta la madrugada
en que trenes y gallos se despiden dolorosamente.

Les llega a veces un olor a tierra recién nacida,
a mujeres que duermen con la mano en el sexo,
complacidas,
a arroyos de agua tierna y a cocinas.
Los amorosos se ponen a cantar entre labios
una canción no aprendida,
y se van llorando, llorando,
la hermosa vida.


Jaime Sabines

Etiquetas: , ,

Related Posts with Thumbnails

9 Comments:

Blogger yole said...

Es un regalo que nos haces con este homenage a Sabines.
Saludos nuevos.

4:33 a.m.  
Blogger V i l l a v i c e n c i o said...

Estimada Abril: te invito a conocer y presentarle a tus congéneres el blog de nuestra Revista Descontexto (http://descontexto.blogspot.com), si es que llega a ser de tu agrado, claro está. Cariños y mucha suerte.

7:58 p.m.  
Blogger Princesa said...

Divino, simplemente hermoso!
Gracias por compartirlo con quuienes te seguimos.
Besos de buen fin de semana :)

4:13 p.m.  
Blogger Anastassia Sfeir said...

bello blog, impresionante, los amorosos se ponen a cantar, los que se inspiran a escribir y los blogueros a pasear buscando esa palabra que nos empuje a la vida. saludos, Anastassia

7:40 p.m.  
Anonymous Anónimo said...

Me encantó Sabines... No lo conocía...
Becky

2:04 p.m.  
Blogger Abril Lech said...

*Gracias Yole por disfrutarlo... Fue un placer para mídescubrirlo, que no hubiera llegado si no fuera gracias a Filio...

¨Pasé por tu revista Villavicencio y te dejé una nota. Gracias por pasar por aquí...

*Princesa: Tu mar me atrae y me cautiva de tal manera que en mitad de semana espero estar por esas playas, necesito descanso... Tu ciudad es la de mi madre, como un segundo hogar...

*Anastassia: Bello, bellísimo nombre... Creo que a algunas las palabras nos empujan a la vida porque son parte del aire que nos rodea. Inevitable...

*Becky: Me alegro que te guste, y hay mas. No dejes de buscar y leerlo. Vale la pena.

Besos en Septiembre...
De Abril

11:20 p.m.  
Blogger Abril Lech said...

*Gracias Yole por disfrutarlo... Fue un placer para mídescubrirlo, que no hubiera llegado si no fuera gracias a Filio...

¨Pasé por tu revista Villavicencio y te dejé una nota. Gracias por pasar por aquí...

*Princesa: Tu mar me atrae y me cautiva de tal manera que en mitad de semana espero estar por esas playas, necesito descanso... Tu ciudad es la de mi madre, como un segundo hogar...

*Anastassia: Bello, bellísimo nombre... Creo que a algunas las palabras nos empujan a la vida porque son parte del aire que nos rodea. Inevitable...

*Becky: Me alegro que te guste, y hay mas. No dejes de buscar y leerlo. Vale la pena.

Besos en Septiembre...
De Abril

11:20 p.m.  
Blogger Abril Lech said...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

11:20 p.m.  
Blogger Fontana said...

Sabines es buenísimo. Además de haberlo leído, tengo un disco compacto de una lectura que dio en México. Cuando lo aplauden, al principio, en verdad lo ovacionan, se le quiebra la voz y dice algo así como: "A veces hay aplausos que duelen". Claro, el cariño a veces llega a doler.

10:22 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home