Bello Abril

Nos pasan tantas cosas en la vida, que si aparece el sol hay que dejarlo pasar... Abril, otra vez, para que no tengamos soledad. Y las violetas que coronan tu tristeza y las guirnaldas de tu inmensa soledad sos tan hermosa que jamás vas a dejar de brillar así aquí o allá... Sos parecida a los planetas que se mueven por ahí que no podés parar ya nunca de girar... Para que no tengamos soledad... para que no tengamos nunca más soledad... Fito Paez.

Mi foto
Nombre: Abril Lech
Ubicación: Buenos Aires, Argentina
www.flickr.com
Abril7's photos tagged with princesa More of Abril7's photos tagged with princesa

jueves, agosto 04, 2005

Noche de Instrumentales

Tenés razón Graciela. Pensé toda la noche en eso.
NO lo había visto antes.
Es verdad que mi papá debió defenderme primero.
Cuando niñita primero.
Luego cada vez. Sacar la cara por mí. Trompear a quien me hacía daño y me lastimaba. Cada vez.
Para así enseñarme con su propio ejemplo a defenderme. A no dejarme maltratar. A no permitir.
No lo hizo... ni lo hace... Ni lo intenta, mutis por el foro... Lloré mucho anoche con ese descubrimiento, el de ser su princesita cuando le conviene. No cuando lo necesito.

Hermano mayor "que te defienda" no tengo.
Tengo un hermano mas grande. Es un ausente continuo que también escapa
emocionalmente a cuanto recoveco pueda. Ni hablar de sacar la cara por sus hermanas. No se decirte si alguna vez lo hizo. Seguro que esta vez no.
Las complicidades masculinas de algunos seres a veces son terriblemente miserables.

Entonces entiendo ahora por qué me llevó tanto tiempo tomar distancia de un hombre que me hacia mal y bien al mismo tiempo, en especial los últimos años en que algunas situaciones fueron terriblemente humillantes y dolorosas.
Y por qué, aún así, todavía siento tanta ausencia.
Es verdad lo que me dijiste, que he recibido de él mucho mas que de los otros hombres de mi vida.
¿Por qué si era tan claro no lo vi?
Gracias Graciela, con tus palabras me permitiste repensarme desde otro lugar. Gracias inmensas a ustedes,que como anoche me salvan del derrumbe y respetuosamente acunan mi desintegración para que cuando me ponga de pie no me falte ninguna de mis partes esenciales.

Gracias por los hombres que anoche soltaron trompadas al aire para ejercer la defensa imaginaria que nunca fue. Por momentos podía verlos moviéndose al ritmo coreográfico de un zapateo enérgico, o inmersos en una danza visceral, como Darío, Rodolfo...
Gracias a las madres potenciales (Eli, Sil, etc... ) y a las de años, como Teresa... que imaginariamente cobijaron conmigo a mis cachorritos con sus miedos.

Gracias César,
por permitirme llegar hasta allí, donde los dolores paralizan.

Tenganme paciencia.
Tal vez no lo haga tan bien.
Pero estoy creciendo.

Etiquetas: , ,

Related Posts with Thumbnails

1 Comments:

Blogger Shered said...

Conozco ese dolor oscuro y agrio del que hablas, ese de las princesas sin rey que nos defienda; y del cuento en el que el principe termina siendo el verdugo...

Pero también sé de la magia de la reinvención de nosotras mismas, de lo mejor de nosotras. Y en eso sí, puedes contar conmigo :)

Besos y fuerza!!! que siempre se puede ;)

11:03 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home